Por qué uso Software Libre

Iba a titular este pequeño artículo “Por qué deberíamos usar Software Libre”, pero lo he pensado mejor y, como no me gusta mucho decir a la gente lo que tiene que hacer, simplemente voy a explicar las razones por las que lo utilizo, e intentar convenceros para que os instaléis linux y empecéis a usar programas libres.

Quizás much@s utilicéis software libre en vuestr@s ordenadores o teléfonos, linux por ejemplo, o incluso programas que son libres y funcionan sobre Windows como Gimp, Firefox, Libreoffice, etc. Posiblemente los utilicéis porque alguien os dijo que eran gratis y que funcionaban bien, pero en mi opinión hay razones más importantes que esas para usar software libre en nuestros ordenadores, móviles, etc.

Es una decisión política, no tecnológica. No seré yo quien defienda que el software libre siempre es mejor que el privativo, hay software libre buenísimo y software libre malísimo. El software libre no ofrece garantías al puro estilo capitalista, pero sí nos ofrece cuatro garantías de libertad, a
mi modo de ver, mucho más importantes. Podemos usar los programas con el fin que queramos, podemos ver cómo está hecho, podemos copiarlo libremente, y además podemos modificarlo si queremos/sabemos. De estas cuatro libertades se derivan las demás ventajas.

En los tiempos del espionaje y el control informático es mucho más seguro utilizar programas libres: podemos ver cómo está hecho (aunque no sepamos, hay gente que sí sabe y revisa los programas que otros escriben), y al contrario que con el software privativo, con el que no podemos conocer exactamente qué hace cada programa (ya que no podemos saber cómo está hecho), con el software libre podemos analizar qué hace exactamente el programa que estamos ejecutando.

Estos programas suelen estar hechos por la gente para la gente; incluso, si queremos, nos podemos involucrar en el desarrollo de los programas que utilizamos, no es necesario saber programar, mucha gente colabora con diseños, traducciones, documentación… Por ello también hay una enorme cantidad de documentación y manuales por todo Internet sobre cómo usar los programas. Además, lo habitual es que se utilicen formatos estándar, por lo que no estarás atado a un programa de por vida, como ocurre con Office, Photoshop y demás programas privativos.

Y por otro lado, está el aspecto de la economía: la mayoría de los programas libres son gratuitos, cualquier persona puede utilizarlos sin depender de su poder adquisitivo o de su lugar de residencia. Además, permite utilizar ordenadores más antiguos, evitando la espiral de consumo en la que nos introducen los fabricantes de ordenadores y de software, en la que, si quieres la última versión de un programa, necesitas el ordenador mas nuevo, y, si quieres sacarle partido al ordenador más nuevo, necesitas comprar la ultima versión del programa.

También soy consciente de que para ciertos programas muy específicos no hay una alternativa real libre y, para eso, no tengo respuesta ;-D

Angel.

Anuncios